domingo, 18 de julio de 2010

él.

Él… por su parte, llegó al día en el que se acostumbró a nadar entre batallas, en el que comprendió que las victorias de ellas comenzaban por ser sus derrotas. Se acostumbró a mancharse las manos y la vida, y abandonó su alma a la intemperie. Porque cuando el frío avanza, se congelan los sentidos, y por algún momento se deja de palpitar, y cuando deja de palpitar, se convierte en ese vampiro golfo y trasnochador, que de sangre se bebe los mares de ellas.
Y dejó de reconocerse en otras miradas que le prometían noches en Conil, mares salados, y lunas de besos menguantes. Descreyó de amores eternos, y de noches de media hora.
Y sin entenderlo, aprendió a alejarse conforme ellas se acercaban, y comprendió, que la vida no es mucho más difícil que sonreírse así mismo, que la suma de soledades solo da compañía (cuando es compartida) y que para beberse todos los pasados, primero hay que ahogarse en cada presente…

Ellas… por su parte...

11 comentarios:

Natividad dijo...

La soledad puede ser tu mejor amante y amiga...
^^

Paco dijo...

De hecho es la única que nunca te abandona... Algún día le pediré la mano, hemos compartido muchos momentos íntimos.

(K)

Alba López dijo...

Eso, si los presentes dejan que nos ahogemos en ellos.
Besos :)

CAÓTICA dijo...

Por Conil? genial, como siempre. Paz, sol y ron compartido con una buena amiga.

Ya veo que a tí te sabe más agrio.

Me encanta esta "y que para beberse todos los pasados, primero hay que ahogarse en cada presente..."

saludos

Paco dijo...

Esperemos que nos dejen Alba, si no, habrá que obligarlos...
Gracias por pasarte :)

Es lo que tiene mi sur Caótica, Paz, Sol, Playa y Ron... Me alegro que fuera bien!

besos

MidnightSun dijo...

Gracias por lo que escribiste en mi blog, re lindo <3. Que tengas linda semana :)
pd. Ya sigo tu blog!

Jo March dijo...

Ellas... qué?
Me he quedado con ganas de leer más.
Besitos.

María dijo...

Me gustaria tener las ideas aunque fuese sólo la mitad de claras en las noches oscuras.
Bs

Zoe dijo...

Ellas... por su parte, te dejaron a medias, te absorbieron las ideas, te chuparon la razón, te robaron el aliento y repitieron susurrando... no se, me ha dado por pensar en vampiras que están tan de moda...
Sabes con qué mola el ron? con un toque de leche condensada mucho hielo y licor de avellanas, solo que sube muy rápido a la azotea ;)

Noelia dijo...

Muchas gracias por pasarte!!!

Le he echado una ojeada a tu blog y esta genial!
Unbeso.

Ginebra dijo...

Ahógate en cada presente, bébete todos los pasados…y devora cada ápice de vida que sientas entre tus manos…

Muacckss!!