miércoles, 7 de julio de 2010

dreamfailed.

Te lo diré, solamente una vez más. Si vuelves a hacerlo, te aseguro que te desterraré sin ninguna piedad al lugar donde ya proscribí a otras. A nunca Jamás. Porque apareces, tú, sin permiso, a escondidas, a hurtadillas, saltándote la orden de alejamiento de sentimientos que nos autoimpusimos. No te esperaba ni te buscaba. Pero apareces. Me violas la mente y Me follas el corazón…. Mientras me abrazas, te hundes en mis pupilas y te desnudas en una cama, de sabanas tan congeladas que ya no sienten ni frío ni calor. Y haces que me crea que eres tú quien sucumbes de verdad a mis besos. Lo sé. Les escupes palabras bonitas a mis sueños, y los engatusas. Consigues que hasta ellos me traicionen…


Te quiero, pero a unos doscientos metros de mis sueños...

- Pero No creo en el jamás…

9 comentarios:

Genética Inexacta dijo...

Cuando no se cree en el jamás se cae...y se cae...y se vuelve a caer. Al final uno se da cuenta de que el dolor termina por ser un buen compañero, los Rodriguez decían " me gustan los problemas, no existe otra explicación".

Yo tambien tengo una guitarra, es genial, sabe llenar vacios que nadie consigue.

Besos desde el este

Silvia dijo...

Adicciones de aquellas que envenenan...
No creer en el jamás...
JA-MÁS... suena determinante, como muchas de las decisiones que nos toca tomar.

Esta entrada me ha recordado un blog que leí hace un tiempo... te paso el link por si te interesa,

http://brutaperocontenta.blogspot.com/2010/03/siempre-lo-supe.html

Abrazos,

Paco dijo...

Pues sí, gustan los problemas, y el dolor es adictivo pero la guitarra es mejor compañera que el dolor...no? :)

Gracias por el link Silvia, lo he leido y esta genial. El Jamás es una decisión más, dificil, pero a lo q te acabas acostumbrando

PD: Cuando las cosas no son, no tenemos porque obsecarnos en cuentos para no dormir. Pero cuando uno duerme, se deja de controlar el subsconciente,y los sueños toman el control. (lo que sea por exculparme a mi mismo de tener ciertos sueños)
Los sueños solo son eso, sueños, no deberían de significar más, no?

("Que nos quiten lo bailao")

(K)

Silvia dijo...

Muy de acuerdo...
a ver si empiezan a cumplirse, todos esos que me llevo conmigo toda las noches.

Bss,

Ginebra dijo...

Somos como peonzas girando sobre la inconstancia de la vida, no existe un todo, un nada, o un jamás, somos cual aleteo de una mariposa, en un instante somos o dejamos de ser…

Es un placer caminar por tus letras…

Gracias por tu visita,
Bsos

Paco dijo...

pues si Ginebra... O más bien, me gusta pensar que somos la consecuencia del aleteo de un par de mariposas...
Placer el mio que te pases por aqui.
besos

María dijo...

Me gustan tus post tan directos, tan francos. Pasaré por aquí a menudo.
Bs

Zoe dijo...

Anda que siguiendo a Hécuba, he dado con tu Blog, sincero y directo, así son mejor las cosas.
Jajaja, al País de Nunca Jamás, ahí mandé yo a unos cuantos, sin embargo, en lugar de restricción y alejamiento, es en mis sueños donde busco un escape y logro un encuentro, donde los besos saben a besos y las caricias, pues a todo lo que unas sábanas no pueden olvidar

Paco dijo...

Gracias Maria, me alegra que te guste, por aqui me encontraras siempre que quieras :)

Siempre se intenta ser sincero Zoe, a la larga, siempre es mejor... al menos eso pienso yo...
Cuando los sueños se controlan, la felicidad puede ser infinita.
Pero ña felicidad es efímera, y los sueños casi nunca se controlan. C'est la vie...
Bienvenida a Nunca Jamas, te espero por aqui. :)

besos